// you’re reading...

Artículos Destacados

Testimonio de Jorge Bustamante – GCL 2009

Jorge Bustamante, Ecuador 2009

Jorge Bustamante, Ecuador 2009

Por Jorge Bustamante

Es importante destacar que la vida siempre tiene pensado cambios inimaginables para uno como ser humano. Sin embargo, es más importante aún saber cuándo acontecen esos cambios y cómo te ves afectados por ellos, así como aquellos quienes están a tu alrededor. El “Programa de Liderazgo y Competitividad Global 2009″ fue una de esas experiencias que no sólo cambió mi vida, sino que le dio un tino diferente. Tuve que lidiar con situaciones que me estresaban al máximo y sin embargo, aquí estoy, tres meses después, extrañando de una manera u otra las caminatas loma arriba (por no llamarla de otra manera), las locuras de los compañeros, las situaciones poco ventajosas las que sé que causé y sin embargo… sigo sonriendo pensando en esos 4 meses que fueron sustanciales para un cambio de vida… el cual espero sea sustentable y sostenible por el resto de mis días. Al llegar, siempre pensé que los negocios y el dinero serían lo único que me interesaría. Siempre pasé pensando en lo mucho que estaba perdiendo, sin darme cuenta de lo tanto que en el futuro entendería que estaba ganando. El primer golpe fue encontrarme con un grupo de personas (el más cercano a mí) con un instinto completamente social. Aún recuerdo las caras de cierta compañera ecuatoriana que me miraba de manera horrorizada cuando decía que el fundraising era vagancia. Así mismo, una brasileña me enseñó sin decirme nada que uno puede mezclar los negocios con lo social, y aunque tal vez en ese momento jamás se me cruzó por la mente y hasta ignoraba sus demostraciones, ahora me doy cuenta que se puede y debe ser así.

El segundo golpe lo dieron todos aquellos profesores que mostraron la función social como algo que debería ser integrado a los negocios y al mundo de la política, corroborando lo que mis compañeras trataban en vano de explicarme. Aun así, me sentía reacio y completamente inapetente de participar en algo que para mí no significara obtener una tajada. Sin embargo, con el pasar del tiempo, mientras historias iban y venían, de repente me ví envuelto en toda esta maraña de la ayuda desinteresada que jamás pensé iba a darle sentido a las cosas que me fascinaban.

El tercer golpe, y como dirían “a la tercera es la vencida” fue la vuelta a Ecuador. Después de vivir 4 meses paradisíacos en una ciudad donde el aire simula poder puro, me di cuenta de la realidad. Todos aquellos quienes quisieron quebrar esos filtros para llegar a mi realidad, de repente, volvieron a mi memoria. Y es que estoy seguro que muchos jamás pensarían que algo así me sensibilizaría. Pero, debo de decir que entre las cosas que GCL 2009 me enseñó fue a ayudar a los demás, a dar una mano o una sonrisa amiga que no nos cuesta nada, pero que gratifica a quien la recibe.

Lo más cómico de todo es que actualmente me encuentro a punto de empezar una consultoría social de emprendimiento (¡sí, chicos!) para ayudar a mujeres de escasos recursos a realizar productos artesanales, ganar su propio dinero y así que niños vayan a las escuelas, en vez de trabajar en las calles y no poder optar con un futuro como en el que muchos de nosotros estamos enrumbados. En la reunión de todas las promociones ecuatorianas de la semana pasada, organizada para convocar la cuarta edición del programa, cuando se me preguntaba: ¿chino, en qué te hallas, qué negocio has sacado, cómo va el negocio de las joyas? Jamás y repito jamás se hubieran imaginado mi respuesta. Pero al dárselas, todos me quedaban mirando como si fuese un animal extraño… un extraterrestre que había acaparado mi cuerpo y estaba utilizando mi mente… Pero es así como un programa de la magnitud del GCL te cambia. Te enrumba a las cosas bellas de la vida, que tal vez antes por tu ceguera máxima auto-impuesta, jamás disfrutaste.

Si pudiera describir en pocas palabras lo que GCL 2009 significó para mí, tendría que decir que me dió algo que pensaba y afirmaba tener, pero que ahora sé era un concepto más fabricado por mi cuadrado cerebro que de la realidad… GCL 2009 me dió vida… me dió ganas… me dió equilibro… me dió la sonrisa de una madre agradecida porque su hijo puede tener un mejor futuro… me dió el poder de entender la maravilla de la ayuda social.

Comentarios

1 comentario to “Testimonio de Jorge Bustamante – GCL 2009”

  1. Profile photo of Piero Ponce

    Que inspirador! y que emocionante saber que vas a insertarte en el emprendimiento social. Sigue adelante Jorge y un abrazo de hermano GCL desde el Perú…

    Posted by Piero | 15/10/2009, 9:54 pm

Deja un comentario